Las mejores compañías...

27 feb. 2011

Un saludo desde la tortura.

Alguien tiene un pitillo. Un pitillo, por favor! Dios. Nadie tiene un pitillo. Esto es insoportable... Quiero fumar, fumar, fumar. Dejar que el humo se escape de mis labios entreabiertos... Aspirar una calada de humo caliente, áspero y brutal que se va directo a los pulmones y de ahí a mi cerebro, a la zona más primitiva calmando este cuerpo enervado y desesperado de tanto deseo. Deseo. Ahora deseo un pitillo. Redondo, suave, perfecto. De mi marca de siempre. Rubio, irrespetuoso, pujante y potente. Acto fálico de entreabrir los labios y colocar la boquilla en el centro de mi labio inferior que tiene un hueco a medida para este cigarro, un mini-valle entre dos  colinas suaves pero altas y firmes que parten mis labios acostumbrados a tener, a apretar y sujetar lo que desean ... a tener y a retener lo que es mío. Hoy. Siempre. Mis labios ordenan, mandan y otorgan privilegios. Ahora. Ahora mismo. No. Después.  No sólo a las palabras... Hoy buscan... relax, calma, fuego, una bocanada, sólo una. De verdad! Solo una calada y me quedaré dormida. Por favor! Lo buscaré. Lo juro. Lo encontraré. Y cuando lo encuentre... ya verá... oleré su aroma, otra vez. Y si tuviese un pitillo para calmar este ansia. Y luego querré  tal vez ... otra cosa.

Un saludo desde la tortura.  Un saludo desde Kamikazes.

9 comentarios:

  1. He logrado yo solita borrar la entrada del 3 de marzo que ya tenía publicada sin querer ... jajaja...
    Teneis un pitillo?

    ResponderEliminar
  2. Kamikaze ¿no ibas a dejar de fumar?

    Parece que el mono puede contigo: no le dejes.

    ResponderEliminar
  3. Yo te le daría..., pero mejor aguanta el deseo hasta que sea insoportable o desaparezca...
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Belle, ya sabes que he dejado un mes más tarde de lo previsto ... Bueno, hago lo que puedo :-) Por el momento no he acabado en Urgencias... ja ja eso ya es bueno. Ayer pensé que no podía más... Compro zumos individuales solo por la pajita... me quedo con la pajita ahí colgada del labio como si fuese un palillo (el sabor de la madera no me va) y mordiendo, gracias por la idea del mordedor (eres un cielo, ya sé que a tí te fue bien) así voy mucho mejor. Descansa, aunque sea sólo con una siestecita...te vendrá bien. Un beso, mi niña.

    ResponderEliminar
  5. Eso he hecho Elvis, aguantar hasta que ya no sé... por el momento ha desaparecido. Me encantaba fumar y escribir... A veces paraba un rato, iba al balcón y encendía un pitillo... y todo se veía más claro. Lo peor es que esta vez sé que no podré nunca más coger uno ni aunque sea con un gin-tonic... nada.. cero. Hasta los 70 si llego... Besos

    ResponderEliminar
  6. Aguantaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa

    ResponderEliminar
  7. Vaya Kamikaze, me siento ahora yo en el deber de dedicarte un post a tí... ja ja ja !!. Tambien pase por ello, y es más duro todavía que bajar de peso... yo me fumo 4-5 cigarros al dia... algún dia, lo dejaré definitivamente.

    Mucho animo !!

    ResponderEliminar
  8. Gracias Julio y Fer. Aguanto, que remedio. No tengo opción. Ahora que lo he dicho en voz alta... pues no me queda otra.
    Nadie se ha dado cuenta... todavía, sólo lo sabéis los del blog.
    Gracias, un abrazo.
    Bueno si me dedicas un post, Fer, pues mucho mejor jjajaja

    ResponderEliminar

.