Las mejores compañías...

20 feb. 2011

El primer trago... y el segundo.

El agua a todas horas.
El zumo de pomelo por la mañana para los semáforos junto con una manzana pillados en la cocina corriendo que no llego.
El café solo, largo, fuerte, con azúcar y con aroma en la cafetería de la oficina con los colegas y una broma rápida.
El té rojo mi preferido junto con el de canela y el verde para las terrazas si estoy sola o con buena compañía, mucho tiempo y muchas cosas que contar o que escuchar. El té en taza alta para calentar las manos y el cuerpo y en verano helado.
El champán francés con las perlas y un vestido negro y unos zapatos de salón para achispar y reír en las grandes ocasiones.
El gyn-tonic para bailar en la noche. 
El Rioja y el Ribera para la cama, el sofá o la alfombra para hacer un te quiero.
Una Coronita, para la playa y el verano. La cerveza no me gusta pero pocos placeres hay tan primarios como en un rincón apartado de la playa mientras el sol te quema la nuca, levantar la cabeza, alargar una mano y atrapar en la nevera portátil una coronita casi helada y con la otra buscar el abre-botellas y exponer la cara al sol que te ciega apoyando el borde la botella en tu boca y ese primer trago que saboreas, te limpia, te enfría y te refresca la garganta y el cuerpo entero, el primer trago para mí y el segundo para compartir con mi chico que casi dormita a mi lado: un beso de cerveza.

4 comentarios:

  1. Pues yo tomo café descafeinado de máquina con sacarina, vamos lo que se denomina "Un desgraciado"

    ResponderEliminar
  2. jajaja desgraciado total... eso ni es café ni es ná... Has probado el agua hervida!!! Es bastante mejor!!

    ResponderEliminar
  3. Yo comparto algunas de esas bebidas en casi las mismas ocasiones. Cervecita en las tardes con bastante solete, terracita, amigos y horas de charlas y risas. El vino, del bueno, para compartirlo con él (aunque al final acabe bebiendo yo más), y aunque no sea bueno del todo, sólo el echo de compratirlo con él, le hace tener mejor sabor.
    Y por las mañanas, sigo siendo una cría con mi nesquick o colacao, café cuando no me tengo en pie. Y al agua, soy adicta, desde luego.

    ;)

    ResponderEliminar
  4. Así que vino con él eh! Como yo. El vino para con mi chico y para el amor.
    Somos bastante compatibles!
    Menos en el colacao, no tomo nunca leche digo que soy intolerante pero en realidad es que no me gusta.
    ;-)

    ResponderEliminar

.