Las mejores compañías...

19 mar. 2011

De osos pardos y mujeres confundidas ...

Ayer paré a repostar en una área de servicio de una autopista desierta a juzgar por la ausencia de vehículos. Después de dar un par de volantazos intentando decidir en que surtidor parar... me detengo en el 3 un poco escorada porque, finalmente, creo que me gustaba más el 2. Me ocurre siempre: cuando hay un montón de plazas libres para aparcar, en los centros comerciales a mediodía por poner un ejemplo, doy vueltas y vueltas intentando encontrar el mejor sitio posible y no me doy decidido. Ya sé que es una pena, pero acabo aparcando atravesada, lejos y algo enfadada conmigo misma ... 

Después de pelearme con la tapa del depósito, la manguera y con los guantes que no puse ... me voy al baño a realizar varias tareas femeninas supersecretas y al salir me paro un ratito con el expositor de los libros de bolsillo. Aunque parezca increíble siempre encuentro algo especial por estos sitios, un pocket que no he comprado en su versión elegante porque pasaba de 20 y tantos euros y que me encuentro aquí a 6,99. Me lo llevo.

Me pongo a la cola para pagar ... y de repente ahí aparece el hombre de neardenthal de mi vida... partiendo la pana e impresionándome a base de gritos seudo-eróticos... Como una moto, ya estoy puesta!

-"... ya te vale! Eres tú la del 3... llevo 10 minutos esperando a que quites el puto coche !"

Yo, que no me creo que este hombretón tan poético y elegante se dirija a mí,  miro discretamente hacia atrás no vaya a ser que esté hablando con otra y me lleve un chasco... Pues no. No hay nadie detrás. Todito para mí... ¡¡¡Que bien!!! Elijo entre las dos frases que me vienen a la cabeza para intentar llevarle la corriente, a ver si de esta ligo... y no se me escapa corriendo.

-"Me estaba cambiando el támpax" Esta no. Puede que mencionar un támpax y esperar luego una continuidad festiva... no, no parece muy adecuada. Así que me inclino por la segunda.

- "A mí, como a la mayoría de las mujeres,  también me gusta la rapidez..." y le saco todos los dientes que tengo y le hago una tumbá de ojos que él no aprecia seguramente porque cree que estoy mirando el surtidor número 3 donde mi coche se ve asaltado por una furgoneta blanca pegada en una posición totalmente  indecorosa...  El dependiente también sonríe y también saca todos los dientes. Me celo un poquito. Creo que también intenta llevarse al huerto  a este oso pardo.  

El oso pardo pasa de mí y se dedica a gritar en dirección a otros osos pardos sobre lo incívicas que son las mujeres que llevan la raya al lado... Como veo que no está interesado en mí, me retiro discreta y decepcionadamente. No soy yo de perseguir hombrones que no aprecian mis cualidades.

Minutos más tarde rodando tranquilamente por mi carril a menos de 110 (sí)  veo que me adelanta la furgoneta blanca del oso pardo, que me hace unos gestos de lo más obsceno con la mano y los dedos ... por Dios... ¿pero esto que es? Vamos un poco rápido ¿no? El hombrón insiste de tal manera que yo no tengo más remedio que hacerle un saludo con el dedo corazón completamente estirado, claro significado de "eres el primero en mi lista" y luego le envío un besote (esto lo hago mucho y no deja de darme satisfacciones en la carretera) para que vea que sigo interesada en él...

Llegando al peaje compruebo que mis intentos por seducir a este neanderthal han dado su fruto. Me está esperando en el carril del dinámico. No tengo más remedio que parar detrás de él con el corazón en vilo... ¡Que insistente! Se baja de la furgoneta y se viene a mi coche y por la ventanilla del copiloto que he bajado,  temblando de emoción, me dice:

- "Llevas la tapa del depósito abierta..." Efectivamente, por el retrovisor veo colgando el tapón ... El amable caballero lo enrosca, cierra la tapa y se viene a la ventanilla sacando ahora sí, también él todos los dientes y  esperando, sin duda,  mi rendición incondicional. Me hago la remolona... Chasco la lengua, miro al techo, meneo la cabeza y  finalmente no tengo más remedio que soltar un:


- "Gracias, muchas gracias... y lo siento" Tengo derecho, incluso,  a un besote lanzado con la mano...


¡Todavía oigo las carcajadas!

19 comentarios:

  1. Muy divertida la historia, mi querida amiga, y muy bien relatada. Inteligencia y entretenimiento, dos elementos claves para un buen texto.
    Te confieso, hay muy pocas relatistas blogueras que me gusten (poetas hay varias que sí), tú eres una de ellas... y apenas te conozco. Qué bueno eso.
    Un beso.
    Humberto.

    ResponderEliminar
  2. ¿Rapidez, Kamikaze? No sé: para ciertas cosas viene mejor no apurarse.

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias Humberto. Me halagas. Relatista me gusta... me viene grande pero me gusta muchísimo.
    La verdad me divierto mucho contando estas tonterías que, a veces, me alegran el día
    Un besazo. Te leo y a por los dos mil.

    ResponderEliminar
  4. Ya estamos con el tema de la rapidez... ja ja
    Claro que sí Belle... tiempo. Me encantaría tener tiempo para dejarme llevar... Me contentaría casi con cualquier cosa. Tiempo!
    A mí tampoco me gustan los rapiditos... je je
    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Kamikaze, tue eres una mujer tranquila, las prisas para otros, pero en tu tranquilidad te olvidaste de ese detalle tan importante del tapón de la gasolina. El "Neanderthal", como tu lo defines, probablemente estaba un poco enojado contigo por haberle hecho esperar 10 minutos, pero no parecía mala persona, se paró para decirte lo del tapón... qué más quieres mujer!!! haberle dado tu número de teléfono!!! Como sois las mujeres... Besos.

    ResponderEliminar
  6. Es que las mujeres tenéis una tranquilidad a veces para hacer las cosas...un poco, por decirlo finamente... desesperante. Después está el temple de cada uno para afrontarlo, pero claro, a un oso no le puedes pedir mucho.
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Joder, joder, joder, qué marrón!!! Y no te metiste debajo del asiento cuando te dijo lo de la tapa?? Qué palooo! En fin, yo soy totalmente capaz de que me pase lo mismo si te sirve de consuelo. Eso sí, si llega un neandertal a decirme que está esperando por mi culpa le contestaría peor. Gracias por pasarte por mi blog. Me quedo por el tuyo!

    ResponderEliminar
  8. Savoy, no lo dudes al próximo/a le doy mi numero de telefono para que me llame "torda" cuando le apetezca insultar y no tenga a mano a quien...
    Para otra cosa que se busque otra mano o otro número!!!

    Besote.
    (Es que además le hago el saludo inglés cuando me señala el depósito... Te juro que aquello parecía otra cosa... (Creo que estoy enferma y veo gestos raros en todas partes... ;-) y le lanzo un besote que pa que... vergonzoso)

    ResponderEliminar
  9. Sí, Elvis. Que era todo un caballero pero con modales de oso y me despistó.
    Reconozco que no me disgustan los osos (los prefiero a los víboras por ej.) por eso, a veces, entro a trapo: un intercambio de opiniones sencillo...
    Además cuando llegué a la gasolinera no había nadie... ja ja ja yo tan pancha, disfrutando de mi tiempo aprovechando que se acababa la semanita..., sin prisas.
    Besote

    ResponderEliminar
  10. Cristina,
    Por desgracia no quepo debajo del asiento. ja ja ja.
    Ya he visto que tu capacidad de autodestrucción también se aproxima a la fujukusisima... ja ja ja
    Qué se le va a hacer? Resignación sobre todo para los que nos aguantan.
    Un besote.

    ResponderEliminar
  11. Por cierto Savoy, en casa del completisimo ha habido una mención trufera sin intención eh! o con toda como prefieras!

    ResponderEliminar
  12. jejejeje, buena anecdota, no sería que esos gestos obscenos eran para decirte que llevabas la tapa abierta...
    De todas formas yo de ti le hubiera dicho en la gasolinera que te estabas cambiando el támpax, jejejeje.

    ResponderEliminar
  13. jajajaja
    Uff, que momento en el que te dice que tienes el depósito abierto, esa es la frase definitiva para que cayeras rendida a sus pies... el tipo sabía ligar... :P

    ResponderEliminar
  14. A ver Julio, cómo interpretas tu que con una mano te hace un cero y con el dedo índice de la otra señala el cerito.... jajajajaj yo no daba crédito!!!
    La próxima vez pongo en práctica lo del támpax que es mucho más fino y elegante... jajajajaja
    jajjajajajaajajajajajajaj
    un besote

    ResponderEliminar
  15. Y vaya si sabía ligar, Estonoes, .... profesional debía de ser, nunca he visto a nadie tan fino en el terreno de la vulgar seducción jajajaja :DDD

    ResponderEliminar
  16. ¡Je! A veces los hay que sorprenden, mira tú.
    Salu2

    ResponderEliminar
  17. Por desgracia para mí esto es lo de todos los días... digo por lo de confundida... ja ja ja
    Caballeros gritones también encuentro a veces...

    Saluditos

    ResponderEliminar
  18. Good dispatch and this enter helped me alot in my college assignement. Gratefulness you on your information.

    cheap cialis

    ResponderEliminar
  19. I'm sorry, radapunk, I do not speak very much Englihs.
    Te respondo en español.
    Me alegro que mi entrada te ayude en tu trabajo para la Universidad??? Si es esto lo que quieres decir. Estudias español?
    Gracias por leerme.
    Un besote

    ResponderEliminar

.