Las mejores compañías...

11 jul. 2011

Yo soy una mujer sincera

Hace años paseando por Santiago de Compostela,  JB me contó esta anécdota. Al poco de empezar a trabajar en la Embajada francesa en Madrid como ayudante del ayudante de agregado cultural, sin más conocimiento de español que los que recibió en el instituto salía todos días a tomarse una cerveza a las terrazas... enseguida se acostumbra uno a lo bueno, añade. Jean-Baptiste es ahora más español que yo en lo que refiere a tapas, terrazas, siesta y paellas. 
Sentado en la terraza mientras picaba unas olivas-dice él- venía todos los días a cantar un cantante callejero con una guitarra. Siempre cantaba la misma canción:

"Yo soy un hombre sincero de donde crece la palma
y antes de morir quiero echar mis versos del alma..."
Una canción preciosa. ¿No? Y luego les ponía la mano para que le diesen unas monedas. Durante muchos años JB y su amigo se creyeron que en español un hombre sincero era un vagabundo, un pobre ... Se asombraban de la cantidad de hombres y mujeres sinceros que había a las puertas de las iglesias... Esto salió a colación en aquel momento porque efectivamente llegamos a la fachada de la catedral y había unos cuantos hombres sinceros... pidiendo limosna
JB usaba esta anécdota para ilustrar que cuando uno aprende una lengua extranjera es tan importante  o más aprenderse los "saberes culturales y populares" que tiene un país como la gramática o la conversación...
Yo lo traigo a colación hoy por otro motivo.
Ella viene y me dice:  "los demás lo piensan pero no lo dicen pero yo soy sincera y te lo digo." La historia no tiene más historia que un tema banal y sin demasiada importancia.  No he tenido la agilidad de responder con una broma que aliviase el ambiente. Ni he sido capaz una vez más de soltarle lo que me gustaría porque luego tendría que levantarme e irme y decir: "Nunca más." 
Supongo que eso ocurrirá cualquier día. Ese día tendré que decir: rica, hasta aquí hemos llegado. No vale que yo me pase la vida aguantándote las lloreras y los malos rollos que has tenido y ahora correspondas así... 
Me vengo aquí a preparar el discurso que no le he dicho por no amargar la fiesta. Este discursillo que soltaré aquí pero que, estoy segura, no seré capaz de soltarle a ella. Porque no. Eso me supondría meses de culpabilidad, de decirme: te has rebajado a su nivel. Has acabado con una "amistad" de años por una chorrada. No lo haré. Ni siquiera soy capaz de decir que no... a la gente que ni me importa... ¿cómo le voy a soltar esto a ella? Pero esto es lo que pienso. Y este es mi blog. Así que con vuestro permiso descargo mi rabia aquí.
1º Tu tienes el derecho a expresar tu opinión pero yo no tengo el deber de escucharla. No te la pregunto porque no me interesa. No te he preguntado nada realmente importante para mí en mi vida. No eres fiable.
2º Si eres tan sincera porque no me preguntas sinceramente lo que opino de tí. Te lo contaría.
3º Si no sabes mentir es hora de que vayas aprendiendo que así te va rica.  Nadie, NADIE te habla en tu trabajo. Es posible que tus 40 compañeros estén todos equivocados pero yo empiezo a pensar que no...
4º Nunca he visto que utilices tu sinceridad para hablar de las cualidades de la gente. Tu sinceridad se centra solo en las cosas negativas... Eres parcial.
5º No vale de nada lo que tú digas de tí misma. Que tú digas que eres sincera no significa que los demás crean que seas sincera. En general cuando la gente habla de tu presunta sinceridad utiliza la palabra pobrecilla! Y aquí se cierra el círculo. Esta mujer sincera es pobre en amigos y para una que le quedaba, la quiere amargar. 
Hablamos por supuesto de este tipo de "sinceridad". La que está concebida para herir, criticar y destruir. Creo que fue Wilde él que dijo que la sinceridad es la puerta de la mala educación y yo añado que la sinceridad es como los consejos no la ofrezcas a menos que te la pidan.

23 comentarios:

  1. Y la cantidad de gente así que hay.

    ResponderEliminar
  2. Sería interesante poder conocer a fondo la infancia de todos aquellos que disfrutan hiriendo, criticando y destruyendo. Pienso que descubriríamos que crecieron en un ambiente hostil, con padres agresivos o indiferentes. Y descubriríamos también que detrás de esas personalidades tan desagradables, hay individuos profundamente infelices. Creo que quién haya leído «Calor de hogar», de Vitus Dröscher, llegará inevitablemente a esa conclusión. Lo que nos pase mientras somos niños y estamos creciendo, nos marcará para toda la vida. En casos extremos tenemos (por ejemplo) a los asesinos seriales: individuos que han dado un paso más allá de la crítica destructiva.

    ResponderEliminar
  3. Ser sincero no quiere decir lastimar, hay que tener tacto hasta para serlo.


    No te enojes por gente así, no vale la pena.


    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Jajaja, cómo te quemas. Bueno, la verdad es que te comprendo, pero con el tiempo he descubierto un nuevo nivel. En situaciones así ya no me hierve la sangre por dentro. Tan sólo espero el momento adecuado y ataco sin piedad. Hasta el dolor. Hasta la lágrima. Hasta mucho más allá de lo políticamente gilipollas. Es mejor que andar rumiando mierda.

    Por cierto, desde que actúo así me he quedado sin vida social, pero no te puedes ni imaginar el alivio que ha supuesto TAMBIÉN ESO!!!

    Salud.

    ResponderEliminar
  5. ¡Osti tú qué miedo cuando una persona (algunas veces semihumana) nos dice "YO SOY MUY SINCERO..."! ¡Cágate lorito! Como bien dices, suele ser un maleducado integral que piensa que su opini´n es la buena y que debes saberla urgentemente. Son los que jodían cuando se era más joven, ahora que soy un viejopellejodeshidratado lo oigo y sin solución de continuidad doy la espalda ostensiblemente. ¡Me quedo más a gusto! y la cara del interfecto/a/e suele ser inenarrable.
    Salu2

    ResponderEliminar
  6. Me ha encantado la anécdota de tu amigo!!!!
    A mi la gente sincera me da un un miedo, bueno, la gente sincera no, la gente que dice: "Perdona, yo es que soy muy sincera... " buff... casi nuna viene nada bueno despues de eso, pocas veces se dice: "Perdona, voy a ser sincerta, ¡eres una tia GENIALLLL!" JAJAJA

    Sabina canta "yo soy un hombre sincero, sin cero y sin infinito..."

    ResponderEliminar
  7. !Hola kamikaze!!
    Coincido contigo en los 5 puntos,y es cierto, la persona sincera no dice q lo es, eso le corresponde decirlo a los demas despues de analizar sus actitudes.

    Kami,te dejo una frase para q se la dediques a esa persona tan "sincera".
    Nuestra conducta es la única prueba de la sinceridad de nuestro corazón.
    Charles Thomson Rees Wilson

    Kami,tu eres autentica preciosa
    Un beso enorme

    ResponderEliminar
  8. Ciertamente, la mayoría de las personas "sinceras" son ofensivas y bastante egocéntricas, como si el ser sincero fuera la mayor de las virtudes. Una cosa es no mentir y otra decirle a la gente lo que no quiere oir sin que te lo pregunten... La mayoría de las veces su única intención es hacer daño.
    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Gracias a todos por vuestra comprensión!

    Kassiopea y lo contentos que van por la vida diciéndose que ellos son sinceros como si los demás fuesemos todos unos hipócritas de tomo y lomo...

    Pues sí Viajero. Estoy totalmente de acuerdo... Lo que ocurre en la niñez marca y a veces como es este caso para mal. No es una seriel killer pero también mata a su manera, por lo menos lo intenta jeje... Sigo viva y sin daños graves...

    Malquerida, hay muchas maneras de decir las cosas sin lastimar. Cuando ella eligió esta frase lo hizo con toda la idea no sólo de lastimarme a mí, sino de ponerse por "encima del común mortal de hipócritas que somos, según ella, el resto del mundo"

    Hola Advenedizo... pues envidio esa capacidad que tienes de atacar, mejor dicho contraatacar. Prepararé una estrategia para la próxima jejeje... luego me arrepentiré :( No tengo solución!

    Perfecto Juan Carlos... esta estrategia de pegar media vuelta si puedo hacerlo sin ningún problema y de hecho, es lo que hago en la mayoría de los casos y es lo que voy a hacer. Gracias por la idea.;)

    Estonoes: es justo lo que le pasa a esta mujer detrás de su yo soy muy sincera nunca viene un halago ni algo positivo sino sólo sus ganas de morder a un mundo que no la trata como la mujer maravillosa e inteligente que ella se cree que es...
    JB. tiene un montón de anécdotas sobre su vida en España y las cuenta de maravilla... casi también como vosotras...

    Celeste, Me quedo con la frase, siempre tienes la mejores. Gracias por todo siempre logras aliviar las penas... Eres un poco bruja, un poco hada. Tu conducta desde luego habla de la sinceridad de tu corazón.


    Un beso a todos y todas. Disfrutad del verano.

    ResponderEliminar
  10. Elvis confiesa Tu conoces a esta mujer sincera..jajjaja. La has clavado. Tal cual. Ya lo sé y no debería de afectarme pero esta vez me afectó un poco más de lo habitual... más de cinco minutos!
    Un besote Master.

    ResponderEliminar
  11. Uf, este tema me cabrea. Me cabrea mucho la gente que confunde sinceridad con mala educación. La gente que habitualmente mea fuera del tiesto y lo disfraza con un "es que yo soy muy sincera". Casualmente son los que luego se ponen el cartel de educados y me tildan a mí de brusca. Sí, seré brusca, pero se me ve venir. Y no voy diciendo por ahí cosas que hieran a la persona que tengo delante vistiéndolo de sinceridad.

    Ya vale, ya paro. Pero, chica, me siento taaan identificada!!!

    Bueno, no, no paro. Es que esto es como lo de las 'súper mujeres'... Esas que van de súper trabajadoras, independientes, luchadoras... Me toca las pelotas. Para mí una mujer luchadora es mi madre, que se ha comido marrones como castillos y jamás se ha quejado ni ha fardado. En fin, que las personas que necesitan definirse me dan mal rollo. Uno debe dejar que sean los demás quienes digan si es bueno o malo, sincero o mentiroso!

    Entiendo que no te atrevas a soltárselo a la cara. Pero... y en una cartita? Venga, mujer! Así no te pondrás nerviosa ni nada. Una cartita bien maja, si eso le adjuntas unos bombones. Total, esa amistad ya está más muerta!

    Hale, no malmeto más! Abrazossssssss.

    ResponderEliminar
  12. Mi primer post trata sobre eso por que la gente solo es sincera para lo malo

    ResponderEliminar
  13. Bien, Cris Somos expertas en el tema... nos las conocemos a todas y las tenemos identificadas jajjajaj con nombres y apellidos... pero me gustaría por una vez que no me creyese tonta... porque encima me quiere hacer tonta: cree que me creo sus motivos cuando lo único que la mueve es el egoísmo. Bueno algo hice... lo puse en mi face personal sin nombres claro... es posible que no lo haya leído, pero ha sido un éxito de público con unos 20 me gusta jajjajajaj

    ResponderEliminar
  14. Un beso Montse... Voy a leer tu post.

    ResponderEliminar
  15. Las personas sinceras dan un poco de "miedito" ¿no?

    ResponderEliminar
  16. Tanto como aquel tío con la sierra mecánica....uy!
    Un besote lakacerola

    ResponderEliminar
  17. Deberías de decirselo...para ser más sincera que ella no?jajajaja
    Besos

    ResponderEliminar
  18. "Las palabras elegantes no son sinceras; las palabras sinceras no son elegantes". (Lao- Tsé)
    Un saludo

    ResponderEliminar
  19. a menudo la gente que se jacta de "sincera" en realidad enmascara una vena criticona, y muchas veces a los amigos le soportamos mas de lo debido por no ser "malos" y evitar conflictos...
    si tuviéramos menos miedos y más agallas..
    besotes

    ResponderEliminar
  20. lo que más me jode del verano es que los blogs se agosten.

    ResponderEliminar
  21. !!Hola Kami!!
    Me imagino q tus vacaciones están siendo estupendas.
    He venido para dejarte un saludo y un besazo grande y gordote,espero q vuelvas toda morenaza.
    Besotes grandisimos preciosa

    ResponderEliminar
  22. Gracias por vuestros comentarios y por los ánimos.
    Un beso para todos los kamikazes.

    ResponderEliminar

.