Las mejores compañías...

28 ago. 2011

De vampiros y escoceses de buen ver...



Alexander Skarsgard, demasiado joven
Estábamos ayer tomando café las cuatro: dos amigas, mi hermana y yo, hojeando una revista de moda cuando aparece este guapetón Alexander Skarsgard en una fotito y mi hermana (que solo jura por vampiros rubios) lanza un: "Dios pero que guapo..., ay!!! y se lanza a explicarnos que trabaja en una serie de vampiros y que es tan alto y tan rubio y que está como un tren... El resto no se puede contar en un blog decente. 
Yo, dispuesta a que nadie me ponga la pierna encima, suelto que como Gerard Buttler nadie: "monísimo y tan bien construido..." Así iba la cosa. Acababa de aparecer Robert Pattinson el sueño de café más calenturiento de nuestra amiga NE cuando la cuarta en discordia, desde ahora: doña Practica-Realista nos quiere amargar con un:
-"¡Estais locas!!!..."  Pues... que Robertito tiene los dientes feos, que el Sr. Skarsgard era un jovenzuelo y nosotras unas cuggars y que patatín patatán y hasta se puso con mi Gerard, que según ella era guay, guay pero que muy guay.
Gerard Butler, mala dicción
Anda ya. Si es que doña Realista ya no nos dejar ni tener una triste ensoñación con un actor-cañon. ¡Que todos son demasiado jóvenes y/o demasiado homo o las dos cosas a la vez!
Total que para lo que nos cunde. Paso a calcular las posibles opciones que tengo.
1ª Liarme la manta a la cabeza y dejar mi casa llena de gente y mi patio lleno de mascotas y largarme a perseguir a este Gerard por la Alta Escocia (creo) con fines malignos: llevarlo al altar!!! tras descubrir "in person" que si carne o pescado. Puede ser. Soy una kamikaze imprevisible y puede que en la crisis de los 40. Pero dado el episodio de fallo cardíaco que me da cuando veo un accidente de coche en la carretera y que no paro hasta que localizo por el móvil a todos, toditos; inclusive llamo al cole (no vaya a ser que el peugeot gris que se la ha petado, modelo que nadie en mi family tiene, haya secuestrado a los niños...) Me gano algún grito por molestar a la gente cuando está trabajando y el apelativo de "doña-angustias" (de churri y compañía) pero quedo tranquila. No. Esta no parece una opción aceptable para mí.
La 2ª, mucho más factible podría ser tener un "rollito" con este escocés. Un affaire bien disimulado. Podría escribir una novela sobre un mariscador gallego arriesgando su vida en los acantilados de la Costa da Morte para picar unos cuantos percebes que descubre una tóxina alienígena en los moluscos con el fin de chupar el cerebro (aquí me he pasado con lo  del cerebro!!!) a los dirigentes occidentales (los únicos con acceso al percebe fresco) que aparte de enfrentarse a este complot extraterreste sufre porque su novia, maestra en un colegio de monjas, se debate entre el amor físico que siente por él (hay que meter un poco de sexo) y el amor tísico que siente por Dios. La novela llegaría a ser número uno de best-sellers en todo el mundo y los americanos querrían hacer la pelí. ¡Ja! Bien jugado ¿no? Ya lo tenía previsto. El mariscador tendría el cuerpazo del señor Buttler y cuando me llamasen a Hollywood para aconsejar al equipo sobre el intringulis de la historia: plaf,  me ligo a Gerard con mil tretas kamikazes. Y allá en el hotel cuando esté dispuesta a pasarme al guapetón por la piedra (es una expresión que nunca he entendido) ahí mismo SÍ que las opciones amatorias del Sr Buttler tendrían importancia. Hum. Dudo. Va a ser que no. Descubriría que, seguramente, más importante que las elecciones que este chicarrón haga en su cama es que Yo no podría bajarme las bragas porque cosidas en ellas, tengo una estampita de Santa Rita Rita: "lo que se da no se quita" ... ¡Ains! Lastima de plan. Además puedo conseguir sexo gratuito, satisfactorio y sin tanto trabajo literario en mi cama de 1,50 con las palabras mágicas: "dame un masaje en cuello, cariño, que me parece que tengo una contractura" Todo el mundo sabe de 2/3 de los masajes acaban en sexo y el tercio restante acaba cuando los niños entran en la habitación preguntando: "¿Qué hacéeeeeeeis?" 
Robert Pattinson, tiene novia
(Si solteros-solteras varias o parejas sin hijos que lean esto se sienten desanimados ante la posibilidad de que los niños acaben con la vida sexual y con el sueño de los padres.... que vaaaaaaa!!! adelante que no se inquieten ... Esto sólo nos pasa a nosotros. Palabrita ;)

La conclusión de esta profunda reflexión es que ya que el Sr Buttler no va a ser el nuevo Sr Kamikaze, ni tan siquiera mi "rollito de primavera" ya  podía mi amiga "la realista-amarga ensoñaciones" dejarme en paz.  Total para dedicarme a admirar de lejos sus películas malas y sus fotos superbuenas me daría igual que el Sr. Butler tuviese 15 años, fuese un holograma generado por ordenador o el campeón del mundo en posturas kamasutra... Lo nuestro no tiene futuro.
Sepa usted, mi admirado Gerard, que tal vez mi devoción por usted se acabe el día menos pensado, soy voluble..., pero sepa también que tendrá mi respeto sincero en todas las elecciones que haga en su vida, que sea muy feliz, larga y próspera. Deseo que amplio a todos los que pasen por este blog aunque sea a través de una búsqueda-google tan sugerente como: "conos+depilados+chicas +team+kamikase":-O

Gracias a todos por vuestros mejores deseos para las vacaciones en París (otro día cuento algo). Han sido estupendas. Beso

8 ago. 2011

Paris, je t'aime...

Ahora sí que voy a agostear un poquito: una semana. Como siempre cuando no tenemos claro a donde ir o no tenemos nada reservado acabamos en París.
Estaré aquí, en el muro de los "Je t'aime" en la plaza des Abesses. Este muro de lava esmaltada azul rinde homenaje a los enamorados. Esta compuesto por  mil  "Te quiero" escritos en 300 lenguas y con varias caligrafías distintas. Realización de Frédéric Baron.
Encima Gilda pide: Seamos razonables: exijamos lo imposible. Bonita frase.

Baron escribió el primer je t'aime en francés luego se giró hacia la mesa de al lado y pidió a unos árabes que se la tradujesen a árabe y luego a ruso y luego ... visitó muchas y muchas embajadas.

Después me iré a comer una tarta de manzana: Tarte Tatin. Un día a una de las hermanas Tatin famosas por su salón de té, se le cayó la tarta al salir del horno y se le dio la vuelta. La Señorita Tatin debía de ser un poco tacaña porque no la tiró y se la presentó a los clientes del revés. La tarta gustó. Y desde entonces... 
En un molde caramelizado se ponen las manzanas enteras y peladas, se cubre con masa y al horno. Se saca, se espera un poquito a que enfríe y se le da la vuelta como a una tortilla.
La mejor en el Marais, el barrio de los judios,  un domingo, por supuesto, a las 5 de la tarde.

Un beso para todos y todas. MUACKS

3 ago. 2011

My mother & my father

No estoy de viaje ni "agosteando" como dice Advenedizo (me gusta la palabra, me la quedo, :D) Me gustaría, pero no. He estado en el Hospital Central con mi madre (Ya está mejor). No he avisado: lo siento.
Insuficiencia cardíaca se llama el enemigo íntimo de mi madre desde hace unos años. Esta enfermedad es la máxima ironía en una persona que ha sido más que suficiente para todo en su vida. El Excelente le daría yo. Soy parcial, claro. Pero cualquiera más objetivo le daría el sobresaliente igualmente. Mis padres han conjugado en su vida siempre los mismos verbos: amar, respetar, proteger, enseñar, amar... 
Mi madre sufre esta insuficiencia cardíaca desde hace un tiempo. Es posible que desde hace 6 años 7 meses y unos cuantos días. Desde diciembre de 2004. Yo sufro de envidia desde la misma época: envidia de ver a los padres de mis amigas vivos y coleando. Envidia de lo yo ya no tengo.
El día de su boda mi padre hizo esperar a mi madre, 1 hora, ante las caras espantadas de sus amigas que le decían por lo bajo:  "no va a venir".  Mi madre no tenía dudas y dijo: "vendrá"
Unos años antes mi padre se había entrometido entre mi abuelo, que bebía ocasionalmente y mi abuela que no estaba dispuesta a recibir nada de él aquella noche. Mi padre se puso en medio y dijo algo así como "no pasarás..." y supongo que aún más. Mi abuelo no le perdonó. Cuando mi padre y mi abuela estaban en la puerta de casa para coger el taxi que los llevaría a la iglesia el día de la boda, mi abuelo se levantó de la cama y le dijo:
-"Toñito (ese era el nombre de mi padre) ven y afeitame."
Lo hizo. Le afeito, le vistió y se lo trajo a la boda a la que había dicho que no iba a venir.  Imagino que esa es la manera que tienen los hombres de hacer las paces. 
Mi padre tampoco tenía dudas: sabía que le iban a esperar. Bajo del taxi corriendo a la altura de la casa de mi madre y  le susurró al oído:
-"Mi padre. Ya te contaré." Y siguieron para la iglesia. 40 años más tarde y el mismo día: un 23 de diciembre de 2004, mi padre volvió a entrar en aquella misma iglesia en un ataúd. 
"Todo el mundo es bueno pero tu padre además lo era" Me dijo un vecino. Cierto. 
Vamos a esta iglesia con su cementerio al lado casi todas las semanas... Llevamos flores, adecentamos los panteones, la tumbas de la familia, unos enterrados en el viejo panteón de tierra... otros en los más modernos y feos.  Algunas veces entramos en la iglesia. 
Yo no entro a visitar, ciertamente, a un Dios que no conozco. Voy a esta iglesia, más que nada por acompañar a mi madre, como hace el resto de mi familia y porque cuando nos juntamos todos, llenamos, casi por completo,  los pocos bancos de esta pequeña y fría iglesia de piedra.
.