Las mejores compañías...

28 abr. 2011

Ménage à trois: Brad, el marathoniano y yo

Brad Pit y yo mantemos una relación de ignorancia. Hasta donde yo sé, él me ignora. 
Yo, al contrario, le ignoro descaradamente. No me motiva. ¿Qué se le va a hacer? Espero que no se lo tome a mal. Yo le encontraba guapetón, sí. Pero nunca le dediqué la mirada atravesada de la femme fatale. Entre otras cosas porque las relaciones a distancia no son lo mio. Me gustaron mucho: su club de la lucha y sus 12 monos: películas distintas, con finales imprevisibles ... ah y las Leyendas de Pasión... ¿Cómo no? 
Por eso me pilló de sorpresa, una noche, su Joe Black. Me quedé sola viendo el film en el plus. Y me fue inspirando poquito a poquito. Tan requetepeinado, tan trajeado .... La muerte de vacaciones. La muerte enamorada. No será la mejor película del mundo... pero se deja ver... muy bien.
Cuando llegué a cama,  pues... sí. Le pegué una patada al marathoniano, a propósito, para que despertara. Sí. Lo hice. La culpa de Brad Pit. Y no sólo lo hice sino que negué la mayor. "Que ha sido sin querer, churri..." "Lo siento mucho" Así utilizando  mil tretas, supersecretas, del género femenino logré sin demasiado esfuerzo, la verdad,  inspirar a mi marathoniano. 
Había demasiada gente en aquella cama esa noche. Un ménage à trois. Brad (le llamo así después de aquella apasionada velada) el marathoniano (ignorante, menos mal,  de lo que había provocado aquel súbito sofoco) y yo ( mujer infiel que se acuesta con uno activada por otro). Pero a decir verdad, cuando el asunto se puso interesante Brad parece que se retiró discretamente y no volvimos a saber nada de él. 
Ya me había olvidado de esta anécdota, que forma parte de la intimidad kamikaze, cuando mi hermana me sorprende un día diciendo que el marathoniano tiene "un aire" con Brad (Brad Pit). No hay ninguna explicación coherente, ni lógica para tamaño desvarío de mi hermana y no puedo ofrecérosla, ni pienso buscarla... No pude parar de reír en toda la tarde... de las coincidencias que tiene la vida.
¿Habrá una posible conexión Brad-Kamikaze? No. Esta es una conexión inexistente. 
En esta anécdota lo que, de verdad,  importa no es quien te calienta la merienda sino quien se come la cena.

26 abr. 2011

Otra fecha para la historia: 26-abril-2011

Hoy ha empezado una nueva etapa en Retrosexuales Unidos.


Un grupo de irreductibles "retros" que resiste al avance de la metrosexualidad.

¿Con qué armas? 
En primer lugar contamos, por supuesto,  con la poción mágica: la unión hace la fuerza. Unidos, juntos que no revueltos... No somos los 7 magníficos pero somos los 10 mosqueteros al grito de todos a uno y uno para todos...
Tenemos un líder,  bueno más que líder es él que lo hace tó y los demás a descansar como señores y a reflexionar, sobre los grandes problemas retrosexuales mundiales, en el sofá con la cervecita, je je... que de correos, gestiones de alto nivel y ajustes de diseño se encarga él
No os dejéis engañar por la pinta de dibujos animados que tenemos... nuestras identidades ocultan a las "mejores cabezas pensantes" del siglo... (tal vez sea mejor dejarlo en cabezas pensantes solamente...)
Somos un "arma de destrucción masiva" cuyos dos únicos objetivos son:
- despertar una sonrisa en nuestros posibles lectores (y sí ...  ya tenemos uno confirmado)
- y divertirnos nosotros, que un poco de egoísmo también está bien, de vez en cuando...
Hoy día 26 de abril de 2011 empezamos nuestra andadura... Deseadnos: ¡buena suerte! 
Si a alguien le apetece puede  encontrarnos aquí:  Retrosexuales Unidos.


Vicente Aleixandre
Aprovecho que he recordado que el 26 de abril nacieron Shakespeare (1564) y Vicente Aleixandre en el 1898. (Shakespeare tiene la mala costumbre de nacer y morir al mismo tiempo que nuestros grandes autores..., ¡que ya le vale! El Día Internacional del Libro se conmemora el 23 de abril, ya sabéis, poque ese día de 1616, fallecierón los dos más grandes escritores de la literatura universal: Cervantes y Shakespeare) 
William es uno de los grandes pero nuestro Vicente también. Para recordarle hoy y hacer bueno su último verso de El olvido
 Con dignidad murió. Su sombra cruza. 
Para ti Aleixandre que con dignidad viviste y moriste. Tu sombra cruza hoy por este humilde blog.

El olvido

No es tu final como una copa vana 
que hay que apurar. Arroja el casco, y muere. 

Por eso lentamente levantas en tu mano 
un brillo o su mención, y arden tus dedos, 
como una nieve súbita. 
Está y no estuvo, pero estuvo y calla. 
El frío quema y en tus ojos nace 
su memoria. Recordar es obsceno, 
peor: es triste. Olvidar es morir. 

Con dignidad murió. Su sombra cruza.

24 abr. 2011

Un hombre de paso II

Le volví a encontrar las Navidades pasadas, antes de Navidad, claro. Vino a clausurar un congreso al que yo debía asistir. El conferenciante estrella. Ha triunfado en su profesión.
Me enteré tarde porque nunca leo los folletitos informativos y casi me lo tropiezo sin saber. Después de la conferencia,  en el pincho de honor nos hablamos. Seguía llevando la ropa de un muerto: un traje del Príncipe de Gales y con un chaleco distinto, pero a juego.  El más alto del salón pero sin un solo rizo, ni uno, su cabeza afeitada del todo... desde los 30 me dijo, las gafas sin moldura, solo los cristales y claro con un nombrecito de postín al lado. Delante de la cafetera, nos llenamos la taza de café negro...
Qué sorpresa, qué tal, cuánto tiempo.... Estuvimos inquietos y torpes. Nos reímos como antes,  con una risa nerviosa,  sin ser capaces de controlar los recuerdos que se nos venían a los dedos y nos impedían echar el azúcar dentro de la taza... Nos preguntamos por el trabajo y  los amigos, los míos y los suyos y nos reímos de un par de anécdotas graciosas.  No fuimos capaces de hablar de nosotros. Yo sí que quería. Quería saldar cuentas. Decirle un par de cosas. Pero al parecer no fuimos capaces. Me miró como antes (tal vez le miré yo primero como antes) .... como hacía 20 años, con ternura... Mis torpezas le hacían sonreír... Nunca había visto a nadie que se cayese como yo... Casi me vuelvo a enamorar del todo, otra vez. Yo bajé la cabeza también mirando para otro lado. 5 minutos y ya estábamos como al principio... como aquella noche delante de mi portal. Ni siquiera fingimos que nos íbamos a llamar o a darnos los teléfonos. Nos despedimos con un beso en la mejilla y unas palabras que aún me resuenan en la cabeza por lo emotivas y lo inesperadas. Murmuré un "yo también" que en aquel momento era cierto. Yo también le había echado de menos. Mi alma gemela. Nadie después de él me invitó a un ciclo en blanco y negro. Un recuerdo imborrable, una historia que no padeció los mallos rollos, ni el desgaste de la rutina, ni las crisis de la edad, ni los celos... 
Aunque sé que no es imposible que él lea esto sí que sé que es improbable. Por si acaso lo lee y se reconoce en él, que sepa que sí, que este post es para él. Para ti.  Y que esto es lo que nunca te dije. Lo que  mis amigas si saben. Me arrepiento de no habértelo dicho, por eso ahora para saldar cuentas. Ahí te va.
1º. Yo te vi primero. Antes de que tu te decidieses a levantar la cabeza y mirarme yo ya te había visto al fondo... ya te había escogido y pasé delante de ti dos veces, dos,  para ir al baño sin ganas... no me dio resultado la estrategia, estabas enfrascado, ¿cómo no? en alguna teoría de la conspiración...
2º Estuve sentada un par de horas por lo menos,  en la Gare de Austerlitz, (en la estación parisina, antes de las siguientes vacaciones) decidiendo si reservaba el nocturno que me llevaría de vuelta a casa o el TGV que me acercaría a ti. No sé porqué saqué mi billete de vuelta a España. Pero ¿y si hubiese cogido el otro tren? ... quizás mis hijos hoy llevarían tu apellido o, seguramente,  no.
3º Cuando nos acercamos al rectorado hace unos 20 años a rellenar los formularios de la beca... tu me susurraste que por qué no pedía yo una también..., que me la darían, que me vendría bien irme al espacio exterior... Me cogiste los papeles y fuiste, tú mismo, él que, ante mis dudas, elegiste para mí una ciudad extranjera.  Este pequeño empujoncito, que me diste con cara seria y concentrada, sería definitivo para mi futuro profesional... mi trabajo, que me encanta, se decidió ese día cuando marcaste con una cruz París. Te gustará París.(algo así dijiste). Sí que me gustó París, aún me gusta y aún es una de mis ciudades favoritas, aunque mi primer París no fue la ciudad del amor sino la de la melancolía y  la añoranza. Gracias VIM.

23 abr. 2011

Hoy podría ser el día de mi santo...

Día del libro. Podría ser también el día de mi santo. 

Empecé a leer a los 9 años, mi primer libro de adulta: El Exorcista. de Blatty. Mucho mejor para mí que la película, que también es muy buenaMe lo dejó mi padre, que lo llevaba en el coche para matar el tiempo en el turno de noche. Una edición de bolsillo barata. El libro ya llevaba un tiempo en el mercado. Mi primer libro. Todo era nuevo para mí... Me aterrorizó, me impresionó, me gustó, me gustó y luego quise más, todos... No importaba de qué. Todo. 

 Ahora selecciono un poquito más. Ahora leo los blog's  y apenas un libro conmigo en la mesilla. Un libro al mes: triste marca para una devoradora que se leía casi uno a la semana. A veces hasta uno al día...
Me gustaría recomendaros los dos últimos libros de relatos que más me han gustado. Los leí hace tiempo... pero aún no he encontrado nada que me los supere. Supongo que todo el mundo los ha leído ya. Por si acaso no... Aquí los dejo.
Quisiera que alguien me esperara... El primero, un libro para todos (si yo creyese que la literatura puede ser femenina o masculina, diría para mujeres... pero no voy a decirlo). Impresionante la sensibilidad  femenina y la fuerza de estos relatos. Mujeres en situaciones cotidianas pero realizando epopeyas... Ana Galvalda es exquisita y lo ha seguido demostrando con sus otras novelas, buenísimas también.


El segundo, un libro de mi tierra de Gonzalo Navaza... Erros e Tanatos. Me encanta la mezcla que hace entre la Galicia nuestra y por ejemplo Escocia. Cuentos fascinantes, con suspense y con finales imprevisibles, siempre hay algo que esconder.  
Ya en el título, Navaza, cambia el Eros (amor) por Erros (errores en galego). Fascinantes, repito. Un 10. 

Mi hija también ha empezado a leer a los nueve años. El año pasado, se leyó porque ella quiso, porque lo vio en la librería su primer libro: Lía e as zapatillas de deportes... Luego se lo pusieron de lectura obligatoria en el cole y fue todo un acontecimiento que ella hubiese escogido en la librería un libro que luego había que leer en el cole, la hizo reflexionar mucho sobre el azar y los gustos... Esa es mi princesa. La autora, María Raimóndez,  vino a firmar libros al cole y para ella es como si hubiese venido el  irresistible (inaguantable) Justin Bieber... Ahora está con Emily's y Gerónimos...

Yo voy a seguir con mi Anatomía de un crimen de E. George. y dándome una vuelta, a ver que habéis escrito vosotros hoy.

17 abr. 2011

Un hombre de paso

Eres una femme fatale y es jueves. Se te está pasando el infierno que pasaste con tu ex-novio-formal, él que conocían tus padres. Hace un tiempo que no se te aparece por las mañanas a leerte la cartilla y a explicarte detalladamente lo malas que son las chicas que llevan la raya al lado. Así que hoy te dices: vamos a buscar un hombre de paso.
En el pub, vas descartando. Los de Derecho, no; demasiada gomina, demasiados Lacoste. No. Los de Medicina, tampoco. De filósofos, hoy, ni hablar. Buscas un tío muy canalla para darte un morreo en el portal y olvidarte de los malos rollos de tu ex-controlador-aéro.
Y lo encuentras. Te mira desde el fondo,  por encima de los hombros de otra chica. Sus ojos se abren mostrando sorpresa y luego de golpe se hacen pequeños, fijos... te hacen el amor desde lejos. A tí también te ha pillado. Tus ojos se contraen. Te has enganchado a esa mirada. Te gusta. Mucho. Intentas mantenerla pero una súbita timidez te hace bajar la cabeza, un movimiento que empieza en la nuca, una señal. Cuando eres capaz de volver a levantar la mirada, disimulando.... él esta a tu lado, enfrente. Los hombres de paso son muy rápidos. Te sorprendes. Te suelta una tontería, te ríes demasiado... Preparados, listos, ya! C'est parti. Una historia que empieza. Acabáis delante del enorme portal de tu piso de estudiante... los planes de la "femme fatale" terminan justo ahí detrás de este portalón: en el vestíbulo. La femme fatale no se da... no busca más que un lote, un morreo en la oscuridad de la entrada. Luego dirá no. Solo hace por saber si puede ...
Es guapo. Una mata de rizos... aunque lleva la ropa de un muerto... esto es lo que, seguramente,  llevaba el Che cuando lo mataron y unas gafas de pasta dura negras, pero con el nombre de una marca terriblemente cara en la patilla. Muy canalla, muy de lanzar cócteles molotov contra todo pero viene de una casona del interior donde la criada le llama Señorito. Todos tenemos cosas que ocultar. 
Kamikaze también quiere ocultar que es una chica normal, sencilla... que en el fondo es una niña, aunque tenga veinte y pocos años.
Delante del número 39, del portal más hermoso de la ciudad vieja, una ciudad monumental... y él cada vez más guapo, más simpático, más inteligente... y que no. No hay manera de hacerlo entrar en el portal. Ya no sabes qué hacer. Te has reído, le has puesto morritos, te has apoyado indolente en el marco de la puerta para que pudiese verte bien el escote y nada... Creías que le gustabas... creías que se moría por llevarte adentro y decirte: " Nena, te vas a enterar"  Se mete las manos en los bolsillos, encoge los hombros y se despide. No vas a tener ni quiera un beso apasionado... ¡De verdad que ya le vale! Entonces dejas de mirar sus labios, sus ojos y te concentras en sus palabras.... pero qué dirá, lo que le gusta hablar. ¡Si dejase de hablar de una vez y te diese un buen achuchón ya! 
Que te va a llevar al cine mañana, a ver un ciclo en blanco y negro...¡ah! ¡Vale! ¡Vale! ¡Genial!
Muy rápido para ciertas cosas, no era y eso que era corredor de fondo, también, este mi primer marathoniano... Tuve que esperar quince días para el morreo en el portal... primero tuve que ir a la cinemateca, varias veces, conocer a sus amigos, a su hermana que pasaba por allí y visitar su piso. 
Pero una vez que empezamos a besarnos parece que ya no eramos capaces de parar... Tenaz, si que era. No   había quien le hiciera cambiar de opinión....Y además tenía todas las palabras, un montón de palabras escondidas que me recitaba cada día... Un amor. Kamikaze enamorada, sin querer, sin contar, sin tiempo.... Mi primer gran amor: un hombre de paso.
Una beca al final del curso nos separó: tú a Boston y yo a California. Un abrazo empapado de lágrimas en una estación del Norte, promesas, te quiero ...
Un amor incompleto que terminó con puntos suspensivos...
Mi conclusión de hoy: los hombres de paso llegan muy rápido pero se van muy, muy despacio y a veces nunca se van del todo.

12 abr. 2011

Kamikaze al desnudo...

EL Master & Commader de los Retrosexuales y de Graceland, Elvis me ha concedido el premio "tu blog me inspira" En pago por este premio (todo un honor para mí, gracias Elvis) tengo que escribir 7 manías y pasárselo a otras 7 víctimas que tendrán ellos y ellas también que hacer lo mismo, es decir: desnudarse escribiendo sus 7 manías preferidas y pasárselo a otros 7 blog's...
Manías kamikaze:
1. Pongo el despertador para que toque 30 minutos antes de la hora de levantarme. Así puedo disfrutar de 6 mini-siestas de 5 minutos cada una. Me encanta remolonear por las mañanas.
2. Me visto siempre de pie y nunca con más de dos colores y me pongo o bien tacones, o bien mini, o bien escote, o bien labios rojo cereza. Sólo una cosa de cada vez. Y nunca salgo de casa sin mi raya en el ojo y sin por lo menos una capa de rimel... tanto para ir al super como a las reuniones en la cumbre.
3.Nunca sé para donde abren las puertas. En general tengo un truco para las exteriores que dice: si estoy fuera tiro, si estoy dentro empujo. Me lo repito cuando me acerco a una puerta... a veces no es así y me llevo un costalazo.
4.Cuando me pongo nerviosa o me supera algo miro hacia arriba.... esto me hace ver siempre la primera estrella de la noche y llevar un otro buen montoncito de costalazos y golpes varios... 
5.No puedo visitar una playa sin meter los pies dentro, me ocurre casi lo mismo con los ríos y las fuentes en verano. Nado en el mar desde que la temperatura casi-no-helada lo permite.
6.Llevo siempre una pequeña navaja en el neceser del bolso junto con la barra de labios.  Una costumbre que cogí cuando tenía que comer de bocata fuera de casa. Siempre la misma, una opinel. Aunque ahora ya nunca es la misma... me la van quitando en los aeropuertos de toda Europa!!!  
7. Pito en todos los aeropuertos y en todos los controles de metal... no sé porqué, nadie sabe porqué pero pito. A veces si voy mucho por un sitio, las señoras del control se acuerdan de mí (y a veces de mi navaja!!)
¡¡¡ Pues no ha sido tan difícil!!!

Paso este premio a las personas  y blog's que me han inspirado. 
Listado de damnificados:
Lord of Melody's: My kingdom for a melody: 
 http://mykingdomforamelody.blogspot.com/
Yo: A quien me quiera leer: 
http://elnerudaquellevodentro.blogspot.com/
Jordi: Somos ochenteros: 
Kassiopea: El mundo según Kassiopea: 
http://kassioblog.blogspot.com/
El Completísimo: Diario de un completo gilipollas:
 http://diariodeuncompletogilipollas.blogspot.com/
Humberto: Humberto Did 
Esto no es un blog de historia:
 http://estonoesunblogdehistoria.blogspot.com/

Un beso para todos y todas 
y espero que no os sintáis obligados a ello.

7 abr. 2011

Femme Fatale.

Hay dos cosas en la vida para las que la nena no estaba predispuesta.
La primera a vivir sobre el asfalto... Hija del campo, nadie hubiera podido imaginar que una gran parte de mi vida se iba a desarrollar en el asfalto de unas 10 ciudades diferentes en 20 años.
La segunda que con mi raya al lado y mis pocas o más bien, al contrario sobradas por exceso, cualidades  alcanzase nunca el status de mujer fatal.
Lo conseguí a mis 20 añitos, sí, señor... yo solita. La nena nombrada "femme fatale" 
La primera noche que no dormí en mi cama, nada subliminal ni raro, ni de pillar cacho... Una insospechada nevada de noviembre en una ciudad estudiantil donde no nevaba, me hizo quedarme en otro piso a dormir.
Por la mañana y corriendo,  me pongo mi vestido negro que no, que no era para ir a clase,  ya lo sé (que era de salir a quemar las calles) pero que no tenía otra cosa y me largo directamente a la facultad... tarde como siempre, como durante el último mes.
Un ligero problema con las puertas, que tengo aún, que no sé nunca para donde abren, me hizo entretenerme un poquito en la entrada y molestar más de lo habitual.
El ilustre profesor de Literatura de los Mundos, al que interrumpo, otra vez, la segunda vez en la semana ¡no puede más! La Liga para la Decencia y buena Reputación de la Mujer LDRM ha debido ponerme  un negativo por dormir fuera y se lo ha pasado al ilustre profesor. ¡Como corren las noticias!

- "... en Oscar Wilde...La "femme fatale" ... " -decía el ilustre profesor, mientras yo entraba. Y ahí, justo ahí, mirando para mí y haciendo un gesto con la mano para señalarme,claramente, añade- la "femme fatale" siempre llega tarde.
Eso va por mí,  la carcajada por el escarnio es casi unánime, hasta mis amigas, las muy..., se rien. Yo debería de callarme, es cierto y lo hago. Por una vez hago lo que tengo que hacer, pido perdón y bajo la cabeza... los ciento y pico de alumnos que eramos paran poco a poco de reir... algo sin importancia, una bromita que nadie recordará dentro de 5 minutos! Estoy a salvo.

Pero el ilustre catedrático no cree que sea bastante, se envalentona con mi cobardía, me cree incapaz de sublevarme y sigue con un:
-"La femme fatale tampoco tiene mucha memoria para recordar lo que explicamos ayer... a ver, venga al encerado y cuéntenos de que hablamos ayer ... ", al estilo de Fray Luis.
Es imposible que la nena cuente-recuerde de que hablamos ayer porque, ayer, la nena no ha venido a clase... y además quién iba a estudiar lo del día anterior?; aquí solo se estudia para los parciales, en todo caso, para el final.
Pero la nena, esto, ya no lo aguanta... con más corazón y agallas que sabiduría, me subo a la tarima y desarrollo un brillante monólogo de diez minutos, completamente inventado, sobre la imposible conexión  Stendall  y Wilde !Una vocación que empieza! 

"Femme fatale", me lo han llamado mucho para tomarme el pelo, me lo siguen llamando mis amigas cuando entro partiendo la pana en un sitio o en un tema, cuando me quiero hacer la listita...
Pero el hecho de ser nombrada mujer fatal, no me condujo al mundo del ligoteo fácil ni de las pasiones obscuras...este título honorífico y honorario que he intentado defener con valor y pundohonor me llevó, cosa curiosa,  al estudio en general: era más fácil estudiar un poquito que inventar un mucho; cansada de tener que idear todos los días un resumen del día precedente.  Mis exposiciones fueron incluso objeto de citación por parte de mis compañeros, a pesar de que el ilustre profesor se encargaba de decir una y otra vez que no me mentasen que no tenía ni idea de lo que decía, pero no dejó de invitarme más o menos a diario a resumir en 5 minutos su intervención del día anterior...

El ser nombrada femme fatale me llevo pues,  en contra de lo que pueda parecer, al estudio y a las mejores calificaciones...  No me serviría de mucho la literatura de los mundos, una optativa sin demasiada importancia pero, pero fue una de las mejores  elecciones de mi vida...
Y además quien podría resistirse al honor de compartir categoría, aunque yo sea más falsa que un billete de 500 euros,  con Ishtar, Eva, La Dama de Shangai o  Mata Hari por poner algunos ejemplos.

Una mujer fatal (de la expresión francesa Femme fatale) es un personaje tipo que usa la sexualidad para atrapar al desventurado héroe. Seduce "sin darse", caracterizada a menudo físicamente como una mujer muy femenina y moralmente como una seductora que usa a veces  la mentira y el encanto. Suele ser visto como un personaje que constantemente cruza la línea entre la bondad y la maldad, actuando sin escrúpulos sea cual sea su voluntad.
Aunque suele ser malvada, también hay mujeres fatales que en algunas historias hacen de antiheroínas e incluso que se arrepienten para llegar a ser heroínas al final del relato.                                              
Fuente: Wikipédia

O sea que si me arrepiento podré ser una heroína al final... Pues no,  me temo que no me voy a arrepentir de nadita esta semana, ya veremos, la próxima...


3 abr. 2011

Payasada I: En la consulta

Como esta semana he cumplido las 1000 visitas he decidido que para celebrarlo escribiré una payasada de estas seudo-erótico-humorística, si me sale, claro,  cada mil visitas. Esta, me he divertido mucho escribiéndola... además he tenido compañía, desde lejos, mientras la escribía y me ha inspirado a este soso doctor. Mañana me pongo con temas serios, de alguna catástrofe o algo así.

 En la consulta


- Sexo?
- Se hace lo que se puede…
- Por favor, ¡concéntrese!Sexo: ¿Varón o hembra?
Este médico  me saca de quicio… La cosa no va nada bien porque me dijo: “Siéntese. ¿Usted quién se cree que soy?” Y yo le contesté: “¿un tío guapo?” Que no, que no era eso. “Guapetón?” me aventuro y que no, que dice que es: PER-SO-NAL ME-DI-CO CUA-LI-FI-CA-DO. Qué el personal médico cualificado dude si soy varón o hembra tiene su peligro!


- ¿Edad?
- !!!Hum!
- ¿Alergias?
Aquí sí. Me explayo. Tengo de todito. Escribe y escribe ...  Para, por fin, de anotar y me propone un examen… Me empiezo a desnudar…
- Señora, por favor, ¡contrólese!… es un examen psicológico
- !!!
Y va y saca una caja con un montón de dibujitos, me muestra uno
- Qué ve usted aquí?
- Esto es un poco obsceno, no?
- Señora, por favor, conteste. ¿Qué ve usted aquí?
- Un pene.
- ¿Y aquí?- me enseña otro dibujito de la misma temática.
- Una polla.
- Y esta foto que le sugiere?
- Un miembro...
Saca un talonario de recetas… la verdad es que ya me empiezo a preocupar. No me gusta nada la cara que pone, moviendo la cabeza de un lado para otro como si no se lo creyese..
- Padece usted un síndrome claro de sobre-exposición-sexual… Señora, vive usted en la pollería.
- A mí no me gusta el pollo… Ohhhhh, ¿es grave?
- No se inquiete...Vamos a seguir una dieta sana, nada de chocolate, ni ostras, beba mucha agua... Y se toma estas pastillas anti-polla!
- Ahhhh, ya caigo… usted no se cree que sean pollas… (y agarro una fotito y se la muestro) ¿usted qué ve aquí?
- Desde luego no es una polla… Esto es un seno… 
- Ajá … ¿y esta?
- Una teta …
- ¡Hum! Usted sí que tiene un síndrome de predisposición-sexual... vamos, que está usted viviendo en la tetería. 
Confusos, le damos vueltas y vueltas a la fotito polla-teta; y resulta que detrás muy clarito pone: Fruta: PERA. El doctor saca su talonario y se prescribe pastillas anti-tetas y empieza a beber agua. La perplejidad nos abate y reflexionamos. Me levanto para irme, consternada. ¡¡¡Una pera!!!… 
- ¿A dónde va? No hemos terminado.  Mire, yo pertenezco a una ONG de ayuda el: 
G A S
grupo anti-abstinencia sexual 

formada sobre todo por voluntarios "gaseosos" que consagran su tiempo y esfuerzos a luchar contra el hambre "temática".  Si ve usted que con las pastillas no logra controlarse, LLÁMEME - me pasa una tarjetita con su número- ¡A cualquier hora, donde sea acudiré! -   El personal médico cualificado parece ahora más bien personal bien dotado…
- ¡¡¡Vaya!!!

Un besote.

2 abr. 2011

Besos de cereza

Le envío una fotito con los morritos puestos al  p... señor de los besos que parece que no hay nadie más en el mundo ... para que se acuerde, que me eche un poquito de menos; que deje de correr y que se venga para casa... Y me escribe: "¿Por qué estas enfadada?"

Te lo advierto, en cuanto me libre de la época tontuna,  ni te voy a mirar...ja! Te veré tirado en la calle con una crisis cardíaca del número 6 y ahí te vas a quedar... ¡fibrilando! Pienso esconder en el bolso el titulito de socorrista...,  que sí,  que he hecho el boca a boca a alcohólicos-anónimos varios sin el menor escrúpulo, pero a tí... ahí te quedabas... !!!Por bobo y por chulo!!! 
¿Te crees que le pongo estos morritos al inspector de hacienda del reino, a la charcutera o a  la Benemérita cuando algo no me gusta?
Me he pintado los morros de rojo cereza para hacer la fotito y he tenido que hacer una tirada de diez, que no me ha salido a la primera (¡Pensé que ésta era la mejor pero se me ven las arrugas!)

¿Qué quieres que te envie ésta? (que es mucho más mona ¿no?  y más y más de todo...) Que no, que sólo se trataba de enviarte un beso tierno, sencillo como los de antes... un impecable beso vespertino....  
Eres imbécil y no tienes remedio.... Tu pobre familia, tantos esfuerzos para sacarte adelante y tú,  tonto perdido que les has salido. ¡Me dan pena! Y, de golpe ya me caen bien.  
Y encima que me fui al trabajo así y he tenido que oír de todo: "femme fatale" Sí, eso me han llamado... Mañana me ocupo de esto. Ya les voy a dar yo "femme fatale" 


¡Ah! Que se me olvidaba. Besos para todos y buen fin de semana.

La última foto la he pillado por ahí si a alguien le molesta la quito, por supuesto.
.